Hielo para Gin Tonic, estilo Celler de Can Roca - El Club del Gin Tonic
tienda el club del gintonic
hazte socio

Hielo para Gin Tonic, estilo Celler de Can Roca

293 Flares 293 Flares ×

Josep Roca, enólogo del proclamado recientemente como “Mejor Restaurante del Mundo”, el Celler de Can Roca, es un apasionado del Gin Tonic y le gusta experimentar con esta bebida.

¿El resultado? Su famoso hielo infusionado para Gin Tonic. Roca decía en una entrevista para El País, hace algún tiempo, que el Gin Tonic gusta tanto porque “aporta frescor, digestibilidad, perfume, especiados, estimulantes y la sutileza eufórica y alegre de los cítricos”.

En más de una ocasión hemos hablado de la importancia que tiene el hielo y su temperatura para preparar un Gin Tonic perfecto. En el Celler de Can Roca van un paso más allá y además los preparan con un toque muy personal, una fórmula conocida por los aficionados al Gin Tonic desde hace algún tiempo. Y es la siguiente:

Ingredientes: 4 granos de cardamomo y 6 bayas de enebro.

Cantidad: como muchos expertos y aficionados al Gin Tonic afirman, en el Celler de Can Roca también creen que 5 cubitos es la cantidad perfecta para mantener la bebida fresca el mayor tiempo posible. De ellos, tres serán con cardamomo y dos con enebro.

Preparación: machacan los granos de cardamomo y las bayas de enebro antes de prepararlas en infusión, por separado, en un litro de agua. Después de conservarlas a 4°C durante una semana, se congela esta infusión para formar los famosos cubitos de hielo infusionados.

Así consiguen dar un toque diferente, mucho más aromático y atrevido a sus Gin Tonics.

Pero como no todos tenemos la maestría, ni el tiempo (o las ganas) de preparar cubitos tan elaborados, aprovechamos para recordaros las pautas necesarias a la hora de preparar un buen cubito de hielo:

-Mejor agua mineral que del grifo, para evitar el sabor tan fuerte del cloro, la cal, etc.

-Utilizar una cubitera de gran formato y que evite la contaminación con otros alimentos de su congelador.

-El cubito debe estar al menos 5 días endureciéndose y ser compacto, sin hueco en su interior, para evitar que se derrita enseguida al servirlo con la bebida.

-En el congelador, debe estar apartado de otros alimentos (carnes, pescados) para evitar mezclar olores y sabores con el hielo que luego utilizaremos para servir el Gin Tonic.

Y por último, un consejo: si estás pensando en ir al Celler de Can Roca para darte un homenaje gastronómico, es mejor que reserves cuanto antes. La lista de espera puede llegar a ser, como mínimo, de un año…

por Rubén Del Baño
Post Tagged with ,

Comments are closed.

293 Flares Twitter 115 Facebook 175 Pin It Share 0 Google+ 3 Email -- 293 Flares ×